La tortilla de patatas, ese clásico de la cocina española que donde va, triunfa. Nunca falla en las reuniones familiares y cenas con amigos; un manjar elaborado con productos básicos y baratos que se convierten en la reina de la mesa. Esta receta te salvará la vida durante tu Erasmus cuando la imaginación culinaria ya no te dé para más.

Ingredientes de una tortilla para 4 personas:

  • 800 gramos de patatas (mejor si son nuevas)
  • 1 cebolla blanca (opcional).
  • 7 huevos grandes.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal

 

Modo de elaboración

Comenzamos pelando las patatas y poniéndolas en agua para que suelten el almidón. A continuación, las cortamos. En este caso podemos cortarlas finas o en daditos pequeños, como más nos guste. Yo os recomiendo que las partáis horizontalmente por la mitad y luego en rajas finitas haciendo medias lunas pequeñas. Por otro lado, también pelamos y picamos la cebolla.

Ponemos a calentar una sartén con abundante aceite de oliva y cuando esté caliente incorporamos las patatas con toda la cebolla picada (si eres fan del ajo puedes echar unos 3 dientes bien picaditos).

Mientras las patatas se van friendo poco a poco con la cebolla vamos abriendo los huevos y los echamos en un bol grande. Los vamos batiendo y esperamos a que las patatas y la cebolla estén preparadas.

Cuando estén doraditas (15-20 minutos) las sacamos con una espumadera para escurrir el exceso de aceite y las vamos incorporando poco a poco a los huevos, le echamos sal al gusto y lo removeremos todo para que se integren todos los ingredientes y la patata vaya absorbiendo un poco el huevo.  

Quitamos casi todo el aceite de la sartén, dejando solo un poco para que la tortilla no se pegue. Cuando el aceite esté caliente echamos la mezcla del huevo, patatas y cebolla y procuramos que todo quede bien nivelado. Primero le damos un golpe de calor fuerte para que se selle y luego lo ponemos a fuego medio para que el huevo se cuaje y no se nos queme.

Dejamos que se haga la parte de abajo y cuando muevas la tortilla con la espátula y no esté pegada es el momento de darle la vuelta con un plato que encaje bien en la circunferencia de la sartén o quizá un poco más grande, pero no demasiado.

Echamos la tortilla de nuevo a la sartén por la parte que no esté hecha y la compactaremos bien con un tenedor por los lados, la dejamos que se haga por esa parte y ¡ya estará lista para comer!

Silvio tips

  • Para no tardar demasiado tiempo picando las patatas, podemos utilizar una mandolina, con lo que conseguiremos que todas las patatas tengan el mismo grosor y se hagan todas de manera uniforme, mucho mejor que si se pican con el cuchillo.
  • Si hemos picado muy fina la cebolla, echaremos primero la patata en la sartén y unos minutos después agregaremos la cebolla para que no se nos queme y todo se pueda hacer a la par.
  • Cuando agreguemos la sal también podemos añadir perejil picado para darle un toque diferente.  
  • Para evitar que la tortilla se nos rompa al girarla, mojamos un poco el plato sobre el que la vamos a girar, para que así éste resbale y será mucho más fácil el trasvase de nuevo a la sartén.

 

¡Si os animáis a hacer esta receta, no dudéis en compartirla en redes sociales etiquetando a ESN Sevilla!

Silvio Sevilla