El 28 de febrero de 1980 los andaluces celebraron un referéndum en el que apoyaron la propuesta de formar una Comunidad Autónoma con plenas competencias y tener así un gobierno propio. Ese fue un momento histórico tan importante que, desde entonces, el 28 de febrero se celebra como Día de Andalucía.

Los antecedentes del 28 de febrero de 1980 fueron, sin duda, las manifestaciones del 4 de diciembre de 1977. Ese día miles de andaluces salen a las calles.

La Constitución Española establecía dos procedimientos para alcanzar la autonomía. Por un lado, el previsto en el artículo 151, una vía rápida para las comunidades históricas* de España (Cataluña, Galicia y País Vasco) y, por otro lado, el establecido en el artículo 148, más lento que el anterior y referido al resto de comunidades autónomas. Los ciudadanos andaluces se manifestaron para expresar su deseo de conseguir la autonomía y defender que la comunidad andaluza era una comunidad histórica a la que le correspondía el artículo 151.

Un año más tarde, el 4 de diciembre de 1978, se firma el Pacto de Antequera entre los once partidos políticos implantados entonces en Andalucía, por el cual estos se comprometían a unirse para conseguir en el menor tiempo posible la autonomía.

Si hay un símbolo que se muestra hoy en cada rincón es la bandera, verde-blanca-verde. La composición de tres franjas horizontales (verde, blanca y verde) que forman la bandera fue aprobada por la Asamblea de Ronda en 1918. Sus colores evocan tonalidades del paisaje andaluz, al tiempo que simbolizan los valores de la pureza y la esperanza en el futuro. Y en su franja blanca, un escudo que dice “Andalucía por sí, para España y la Humanidad” y está integrado por la figura de un Hércules que sujeta a dos leones entre columnas

En este día es común escuchar el Himno de Andalucía, cuya letra fue compuesta por Blas Infante, considerado como el ‘padre de la patria andaluza’.

Los colegios celebran actividades especiales para conmemorar este día; los niños cantan, tocan el himno con la flauta y comen pan con aceite de oliva y azúcar o sal.

La Junta de Andalucía concede la Medalla de Andalucía y se nombran hijos predilectos de Andalucía. Este título honorífico se concede a ciudadanos o grupos destacados por sus acciones, servicios o méritos, por su trabajo o actuaciones científicas, sociales o políticas. Es la más alta distinción de nuestra Comunidad Autónoma. También se realiza un izado de bandera en el exterior del Parlamento de Andalucía.

¡FELIZ DÍA DE ANDALUCÍA!

*Nacionalidad histórica, ​ o simplemente nacionalidad, ​ es un término recurrente en la política española usado para designar a aquellas comunidades autónomas que se declaran con una identidad colectiva, lingüística o cultural diferenciada del resto de España.